sábado, 17 de octubre de 2015

D. José Segura Berruezo (1842-1888)


Don José Segura Berruezo nació en Vera (Almería) el 2 de noviembre de 1842. Era hijo de D. Antonio Segura Navarro, comerciante, hacendado y escribiente, y de su esposa Dña. Basilisa Berruezo Soler, perteneciente a una familia de hacendados con gran tradición en el servicio de las Rentas Reales en Vera.

Quedó huérfano de padre a la edad de 5 años, ya que D. Antonio Segura falleció, a la edad de 33 años, en Vera el 14 de febrero de 1848 a causa de “afección del pecho”. Muerto el pater familias, fue educado desde entonces bajo la influencia de su tío Don Pedro Berruezo Soler, quien lo introdujo en el servicio a la Real Hacienda. Así pues en 1859, a los 17 años, ya se encontraba ayudando a su tío como Auxiliar de los trabajos de la Administración de Aduanas y Rentas Estancadas de Garrucha. Vinculado siempre al municipio en el desempeño de su carrera profesional, llegó a ser Administrador Principal de Loterías de Garrucha (1864-1866) y Administrador de Rentas Estancadas de Garrucha desde 1867, uno de los cargos de Hacienda más importantes de Almería debido a la destacadísima posición comercial e industrial de este pueblo del levante almeriense.

Asimismo, de la mano de su tío y otros miembros de la familia Berruezo, se adentró en la inversión minera, como buena parte de la burguesía de su época. Se tiene constancia de que registró diversas minas de hierro y plomo repartidas por diferentes municipios, entre ellas se pueden mencionar Tormenta (1873), Numancia (1888) situadas en Mojácar; Paciencia (1872) y Nunca es tarde (1873) en Bédar; Guillotina (1872) en Carboneras; Bohadil (1872) en Cuevas del Almanzora, etcétera. Además fue accionista de diversas sociedades mineras como, por ejemplo, la Lozano y Compañía, domiciliada en Vera, y la de la Mina Jacoba, de Sierra Almagrera, en 1871.

A nivel familiar, contrajo matrimonio con Dña. Isabel Sánchez Ochoa, natural de Alicante, en Garrucha el 9 de octubre de 1865. Fruto de este enlace nacieron cuatro hijos: D. Antonio, D. José, Dña. Basilisa y D. Rodrigo Segura Sánchez.

Por otro lado, D. José Segura Berruezo también estuvo muy vinculado a la Semana Santa de Garrucha. Consta junto a su primo D. Francisco Berruezo López y el entonces sacerdote del municipio D. Eusebio Francisco Sáez, como uno de los padres fundacionales, firmantes, de los Estatutos de Constitución en 1868 de la hoy conocida como Real, Ilustre y Antigua Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores de Garrucha.

Detalle de la firma de los Estatutos de la Hermandad (Garrucha, 12/4/1868). Cortesía del Archivo de la Hermandad

Don José Segura Berruezo falleció en Garrucha el 15 de diciembre de 1888, a la edad de 46 años, víctima del brote de tuberculosis pulmonar que afectó al municipio ese año. Previamente había muerto también de esta misma dolencia su primo (hijo de su primo-hermano D. Juan Francisco Berruezo Torres), el joven político republicano posibilista y Secretario de Sanidad, D. Gabriel Berruezo Haro, que falleció en Garrucha el 11 de agosto de ese mismo año, a la temprana edad de 25 años.

Nota del periódico La Crónica Meridional (Almería, 23/12/1888)

Su fallecimiento fue muy sentido en Garrucha, dada la gran estima y respetabilidad que se le profesaba. Su funeral fue una auténtica manifestación de duelo. En su caminar al cementerio municipal, su féretro fue acompañado, aparte de familiares y amigos, de doce hermanos portando cirios, con el estandarte al frente, de la Hermandad de los Virgen de los Dolores, dando así cumplimiento a lo estipulado en los Estatutos de la Cofradía. La muerte de Don José Segura Berruezo truncó no sólo su meteórica carrera profesional en la Real Hacienda sino también su progreso como inversor minero. No obstante, su viuda Dña. Isabel Sánchez, siguió la estela dejada por su marido y, por ejemplo, en 1895 se tiene constancia de que registró las minas de hierro El Chaparrón y Esperanza, situadas en Vélez Rubio y Vélez Blanco, respectivamente.

Sin lugar a dudas, Don Pedro Berruezo Soler y Don José Segura Berruezo fueron las dos figuras de la Casa Berruezo más destacadas en el servicio de la Real Hacienda en Garrucha. Ambos familiares, en sus años respectivos, asumieron uno de los empleos de administración estatal económica más significativos de Almería. Si unimos esto a las actividades comerciales, industriales y mineras, así como al peso político (Don Franciso Berruezo López era Alcalde de Garrucha en el momento de la muerte de D. José Segura Berruezo) y el desempeño de la magistratura municipal que desarrollaron los Berruezo en el municipio, nos da idea de la eminente posición e influencia de la familia en el siglo XIX en Garrucha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario